ARQUITECTURAS DE LA DEPRESIÓN III: últimas guindillas para el pastel más amargo


Uno de los conceptos clave del Coaching es la libertad, y sólo es libre quien es autónomo. Sin confundirla con una autosuficiencia que no está al alcance de un animal gregario como el humano (el 99’99% de la humanidad necesita de los demás para subsistir y ser feliz), la autonomía de pensamiento, sentimiento y de acción es la finalidad última de todo proceso de superación personal. Sigue leyendo

Anuncios

ARQUITECTURAS DE LA DEPRESIÓN II: cultivando el resentimiento y la resignación


Dios, dame coraje para cambiar lo que pueda cambiar, serenidad para aceptar lo que no… y sabiduría para distinguirlo”, Sto. Tomás de Aquino

Cuanta sabiduría en tan pocas palabras. Y qué pérfida, pues tiene la desfachatez de dibujarnos impúdicamente el camino más fácil hacia una plenitud tan humilde como asequible. Así de sencillo: admitir en paz lo inevitable y lanzarse a tumba abierta sobre lo que podemos incidir. Y algo más importante: afinar el criterio como para saber diferenciar qué nos conviene aceptar y contra qué nos conviene rebelarnos. Sigue leyendo

ARQUITECTURAS DE LA DEPRESIÓN I: la profesionalización de la amargura


Todos tenemos tropiezos, contratiempos, decepciones… ¿Por qué unas personas se deprimen y otras no? ¿O porqué la misma persona lo hace unas veces y otras no? ¿Es la depresión una consecuencia irrevocable de los hechos, o precisan de nuestra colaboración? ¿Hacemos algo para deprimirnos? Y saber lo que hacemos, ¿Nos puede ayudar a evitarlas… siempre?

Sigue leyendo

La proeza de la ilusión: construyendo el optimismo contra viento, marea y evidencias


Con la que está cayendo a nivel mundial, la indecente precariedad social de más del  20% de la presuntamente opulenta Europa, con las zancadillas de la biología y las irresolubles contradicciones del mero hecho de ser humano… ¿Es posible sentirse ilusionado por el futuro, satisfecho en el presente y feliz por el mero milagro de estar -todavía- vivo? ¿Es la ilusión un hallazgo fortuito o un logro personal contra viento, marea y evidencias? ¿Un inocente brindis al sol a base de ignorar la realidad o un acto de puro y radical realismo inteligente? ¿Se puede construir la ilusión y el optimismo sin por ello dejar de atender y entender los grandes dramas y limitaciones del ser humano y de la sociedad actual? ¿Se puede vivir feliz sin por ello tener que basarse en cantamañaneos positivistas de una insolvencia intelectual sonrojante por naïf y simploide?

Sigue leyendo

De Víctimas a Protagonistas: transformando quejas en ilusiones


Por desgracia, la mayoría de decisiones cruciales que tomamos en la vida o son inconscientes o responden a motivaciones muy remotamente accesibles a nuestra conciencia más explícita. Y de todas nuestras decisiones, probablemente la más decisiva sea la que, por profundamente inconsciente, ni sospechamos remotamente que estamos tomando: la de afrontar la vida desde actitudes victimistas o protagonistas. Ninguna decisión marca tanto como ella los derroteros de nuestra existencia entera, y ninguna ignoramos tan abismalmente que estamos tomando.

Sigue leyendo

Joan Pahisa: Cuando el tamaño SI importa


  1. TAMAÑO y ESTATURA

Si habéis visto el documental Glance Up o alguna de sus entrevistas, no necesitaréis mis palabras para saber que a Joan Pahisa le han bastado 98 cm de estatura para ser un gigante. Es una de esas personas que parecen haber venido al mundo a cargarse esquemas, destrozar clichés y desmontar preconcepciones. Y mucho más importante: a masacrar hasta la última de nuestras excusas para no construirnos la vida significativa, a la altura de nuestros anhelos, con la que siempre soñamos. Él, con los materiales que le han tocado, está haciendo de su vida una auténtica obra de arte y supongo que es por ello por lo que, a pesar de su tamaño, me sentí tan pequeño a su lado desde que lo conocí.

Sigue leyendo

Culpables de nada, responsables de todo


Tal vez, una de las muchas razones por las que nuestra sociedad es tan irresponsable sea, precisamente, la necesidad de huir de la culpa incómoda… con la que confundimos la responsabilidad”, A. Poirier

Como bien sabéis los que me conocéis personalmente, me habéis leído en este blog, asistido a alguno de mis cursos o charlas o permitido que estructure vuestros procesos de Coaching, vengo de escuelas de pensamiento que ponen el acento en el desarrollo y el cambio social más que en el individual. Si estáis leyendo esto, seguro que alguna vez me habéis leído u oído apelar a las influencias sistémicas (entornos sociales, familiares, educativos, económicos) para explicar las conductas, errores e incluso las dificultades en las que las personas se vean inmersas.

Sigue leyendo

El arte de soplar y sorber


Si has leído los últimos tres artículos del blog, estaremos de acuerdo en que:

  1. Todos buscamos la felicidad.
  2. La felicidad se basa en satisfacer, con frecuencia e intensidad, aquello que nos motiva profundamente.
  3. Aquello que nos motiva profundamente son nuestros valores esenciales.
  4. Reflexionando y comparando nuestras reflexiones con nuestras conductas cotidianas, podemos tomar conciencia de hasta qué punto nuestra vida responde a nuestros valores.
  5. La felicidad es la consecuencia ineludible de adecuar conductas a valores o valores a conductas.

Hasta aquí fácil, aunque largo de trabajar, ¿Verdad? Pero…

Sigue leyendo

El valor de los valores… y el precio de no pagarlo


Imagínate que fueras un padre de familia, con una pareja encantadora a pesar de la erosión pasional de los años, con unos hijos a los que adoras y una vida que, no por predecible, resulta menos agradable.

Imagínate que, de pronto, reaparece en tu vida un antiguo amor de adolescencia que, con los años, mantiene intacta su belleza y la experiencia ha multiplicado exponencialmente su encanto.

Imagínate que vuelves a revivir lo que creías más que muerto, te enamoras como el adolescente que fuiste y te sientes sitiado entre interrogantes afilados como guillotinas. ¿Qué debo hacer? ¿Qué es lo correcto? ¿A quién traiciono: a mi familia o a mí? ¿Cómo ser un buen padre y pareja y no por ello tirar por la borda mis sueños? ¿Qué ejemplo daré a mis hijos si cambio? ¿Y si no lo hago?

Sigue leyendo