MÁSTILES III: El Amor según los demás


Tras analizar qué es el amor en AMOR Y PASIONES: sus verdades más falsas. y como lo construímos en AMOR Y PASIONES II: … y sus mentiras más ciertas, quedaron prometidas un par de amorosísimas andanadas extra: la primera, como transitar satisfactoriamente del Eros al Ágape en las relaciones de largo recorrido; la segunda, como desmontar la farsa de los amores podridos y como reforzar las certezas que sostienen los amores sanos.

Mientras tanto, me ha parecido de una honestidad básica el compartir con vosotros los ingredientes que gente mucho más sabia me ha ido prestando para cocinar el plato de mis teorías amorosas que os serví en los dos últimos posts. Muy a menudo, a los fantasmillas nos gusta aparentar que hemos sido nosotros los que hemos inventado la sopa de ajo, pero la sencillísima verdad es que todo lo que cualquiera diga, haga o piense se basa, más directamente o menos, en los que otros antes que él dijeron. Y yo siempre he intentado ser un mentiroso muy sincero.

¿Qué piensan lucid@s como Morrison, Kundera, Saramago, Sábato, Montero o Gaite piensan del amor? ¿Qué podemos aprender de ellos para amar más, mejor y más felizmente? Si te interesa saberlo…

“Encendemos pasiones en la mecha del propio corazón. Lo que amamos es siempre lluvia, entre el vuelo de la nube y la prisión del charco. Al final somos cazadores que a sí mismos se hieren con su azagaya. En el lanzamiento certero va siempre algo de quien dispara”   Mia Couto, Cada Hombre es una Raza

 “Decías que era hermosa y cuando tú lo decías, Drew, yo lo era. Hacías que me amase a mí misma y creyese que merecía ser amada”, Sandra Cisneros, Erase un Hombre, Erase una Mujer

“Conseguí hacer que el mundo te mirara con mis ojos”, Sandra Cisneros, Erase un Hombre, Erase una Mujer

 “El verdadero secreto del amor está en lo que ponemos en el ser amado, no en lo que tenga”, Zunzunegui

“Es la terrible ofuscación del amor la que nos implica, desde el principio, en un juego que no acontece con una mujer del mundo real, sino con una muñeca imaginada en nuestra mente”, Marcel Proust

“Hubiera debido marcharme entonces, pero no me sentía capaz de abandonarle. No ya por no poder vivir sin él, sino por no poder vivir sin mi propia pasión”, Rosa Montero, Amantes y Enemigos

 “El amor es como un espasmo de nuestra imaginación. Escogemos al prójimo como a una percha y sobre ella colgamos el invento de nuestros sueños”, Rosa Montero, Amantes y Enemigos

 “Si la pasión amorosa es siempre una ficción, no hay como poner distancia con el objeto amado para convertirlo en algo irresistible”, Rosa Montero, Amantes y Enemigos

“Nada me excita más que verte viéndome”, Carlos Fuentes, Los Años con Laura Díaz

 “Sabía que el deseo era capaz de destruir el propio placer, volverse exigente, descuidando los límites de la mujer y del hombre, obligando a las parejas a volverse demasiado conscientes de su felicidad”, Carlos Fuentes, Los Años con Laura Díaz

 “Yo te gusto porque he roto tu soledad, te he recogido ante la puerta del infierno y te he despertado de nuevo. Tú me estás agradecido, pero enamorado de mí no lo estás. Tú me necesitas actualmente, de momento, porque estás desesperado y te hace falta un impulso que te eche al agua y te vuelva a reanimar. Me necesitas para aprender a bailar, para aprender a reír, para aprender a vivir”, Herman Hesse, El Lobo Estepario

 “Querer a una persona es quererla en lo que nos separa de nosotros, en sus errores y calamidades, es quererla querer, empecinarse, es brega solitaria, una pura pelea a tumba abierta contra las evidencias”, Carmen M. Gaite, Retahílas

“Poder hablar era quererse, y antes de que los primeros hormiguillos de la pubertad se empezaran a hacer insoportables ya había asociado la idea de amor a la de conversación y se me han quedado unidas irreversiblemente como la uña a la carne”, Carmen M. Gaite, Retahílas

 “¿La echo de menos? Creo que no. Y sin embargo, tengo que reconocer que me quitaba el miedo y me aplacaba la desazón. Desaparecida ella, va tomando cuerpo el desacuerdo entre actor y decorado y predomina la sensación de equívoco, de inutilidad”, Carmen M. Gaite, La Reina de las Nieves

 “Lo que es indecoroso de la lascivia es su independencia de la voluntad”, San Agustín

“Es amiga mía. Me une a mí mismo. Junta las partes que son y me las devuelve en el orden que corresponde. Es bueno, sabes, tener una mujer que sea amiga de tu mente” Toni Morrison, Beloved

“Todo lo que nos diferenciaba era un regalo para nuestro delirio”, Pablo Armando Fernández, Otro Golpe de Dados

 “El amor no es sino la acuciante necesidad de sentirse con otro, de pensarse con otro, de dejar de padecer la insoportable soledad del que se sabe vivo y condenado. Y así, buscamos en el otro no quien el otro es, sino una simple excusa para imaginar que hemos encontrado un alma gemela, un corazón capaz de palpitar en el silencio enloquecedor que media entre los latidos del nuestro, mientras corremos por la vida o la vida corre por nosotros hasta acabarnos”, Rosa Montero, Bella y Oscura

“Pero había una pareja  que se sentía especialmente unida. Tal vez no fuera cierto, tal vez estuvieran tan unidos, ni más ni menos, como el resto de las criaturas inmortales. Pero lo importante es que ellos lo creían así”, Rosa Montero, Bella y Oscura

“¿Acaso es concebible el amor sin que controlemos angustiados nuestra imagen en la mente de la persona amada? Cuando ya no nos interesamos por la forma en que nos ve aquel a quien amamos, significa que ya no le amamos”, Milan Kundera, La Inmortalidad

“Sin el arte de la ambigüedad no hay verdadero erotismo y que cuanto más fuerte es la ambigüedad más poderosa es la excitación”, Milan Kundera, La Inmortalidad

 “El Amor sólo sobrevive cuando existe una posibilidad, por mínima que sea, de permanecer junto a la persona amada. Sin esta posibilidad, sólo los suicidas son capaces de entregarse totalmente”, Paulo Coelho, A Orillas del río de Piedra me senté y lloré

 “El proceso de engancharse de alguien: fijarse en un punto específico del rostro o del cuerpo y a partir de ahí contarse las mentiras que hagan falta para redimensionar cada una de las partes que en general no suelen ser tan agraciadas. Una mujer con gracias por todas partes sería una auténtica desgracia, no tendría ni contrapuntos ni contrastes, sería un continuum sin accidentes para agarrarse; no daría oportunidad, a quien se enamorara de ella, de contarse esa serie de mentiras que acaban siendo el acto de creación que hace que el enamorado se vuelva loco por tal mujer, que es en realidad obra suya”, Jordi Soler, La Mujer que Tenía los Pies Feos

 “Gustar es probablemente la mejor manera de tener, tener debe de ser la peor manera de gustar”, José Saramago, La Isla Desconocida

“L’union dépasse la somme des talents particuliers”, Bernard Werber, Le Jour des Fourmis

“Ce que je veux paraître je le parais, belle aussi si c’est ce que l’on veut que je sois. Tout ce que l’on veut de moi je peux le devenir. Et le croire. Dès que je le crois, que cela devienne vrai pour celui qui me voit”, Margarite Duras, L’Amant

 “La desilusión de Fausto: comprueba, por el hecho de que María le ama en parte sin saber por qué y en parte por cualidades que le atribuye y que él no tiene, que el amor es cosa que no se puede querer comprender”, Fernando Pessoa, Fausto, Tragedia Subjetiva

 “Aquella casa debió de ser un amor de poca duración, una de esas pasiones bucólicas que atacan a veces y que, como la paja suelta, arden con fuerza si se les acerca un fuego y luego no son nada más que cenizas negras”, José Saramago, El Hombre Duplicado

 “Se refugiaba en el cuerpo de María Magdalena como si entrara en un capullo del que sólo podría renacer transformado”, José Saramago, El Evangelio según Jesucristo

“Esta es una orden de tu esclavo, amada. Esta es una súplica de tu amo, esclava”, Mario Vargas Llosa, Los Cuadernos de Don Rigoberto

“The very essence of romance is uncertainty. If ever I get married, I’ll certainly try to forget the fact”, Oscar Wilde, The Importance of Being Earnest

“No, no se podía vivir sin amor, como tampoco las arañas –las pequeñas arañas rojizas de la cárcel, por ejemplo- podían moverse por el aire sin un hilo. A veces, por la invisibilidad del hilo, parecía que sí, pero sólo era una ilusión. El hilo era necesario, el amor era necesario. Lo malo era la fragilidad. El hilo se rompía enseguida, el amor también”, Bernardo Atxaga, Esos Cielos

 “Cuando amas apasionadamente, tienes la sensación de que está a tu alcance el éxtasis de la unión total, la belleza absoluta del amor verdadero. Y cuando estás escribiendo una novela presientes que, si te esfuerzas y estiras los dedos, vas a rozar el éxtasis de la obra perfecta, le belleza absoluta. Ni que decir tiene que esa culminación nunca se alcanza, ni en el amor ni en la narrativa; pero ambas situaciones comparten la formidable expectativa de sentirte en vísperas de un prodigio”, Rosa Montero, La Loca de la Casa

 “Y es también hablar del amor, porque la pasión es el mayor invento de nuestras existencias inventadas, la sombra de una sombra, el durmiente que sueña que está soñando”, Rosa Montero, La Loca de la Casa

“Hacía que cada hombre se sintiese completo y magnífico tal como era –sin necesidad de ninguna mejora- y él se relajaba y desfallecía bajo la luz que ella proyectaba sobre él por el mero hecho de ser él”, Sula, Toni Morrison

“Crees que soy alguien que yo no creo ser en absoluto, me supones aquello que deseas, imaginas en mí algo que sólo existe en ti”, Pablo Tusset, Lo Mejor que le Puede Pasar a un Croissant

“Con qué facilidad emplea el amor, o sus ensayos, o sus espejismos, las más grandes palabras”, Antonio Gala, Más Allá del Jardín

“Com podia sentir nostàlgia si el tenia al davant? Com es pot patir per l’absència dálgú que és present? Jean-Marc sabria respondre: es pot patir nostàlgia en presència de l’estimat si entreveus un futur on l’estimat ja no hi serà; si la mort de l’estimat, invisiblement, ja és  present”, Milan Kundera, L’Identitat

“Tot va cambiar quan et vaig conèixer. no és pas que les meves feinetes es fessin més apassionants. El que passa és que transformo tot el que passa al meu voltant en matèria de conversació entre nosaltres”, Milan Kundera, L’Identitat

“Como si el príncipe -pensaba- después de recorrer vastas y solitarias regiones, se encontrase por fin frente a la gruta donde la princesa duerme prisionera del dragón. Y como si, para colmo, advirtiera que el dragón no vigila a su lado amenazante como lo imaginamos en los mitos infantiles sino, lo que era más angustioso, dentro de ella misma: como si fuera una princesa-dragón a la que no se puede liberar sin asesinar”, Ernesto Sábato, Sobre héroes y tumbas

 “Persuádete de que estás enamorado y te convertirás en un amante elocuente. Muchas veces, el que empezó fingiendo acabó amando de veras” Ovidio, Ars Amatoria

“Elle est très jolie. Je pourrais la rendre encore plus belle, dans mon imagination, mais je ne les fais pas, pour ne pas augmenter les distances”, Romain Gary, Gros-Câlin

“L’amour est peut-être la plus belle forme de dialogue que l’homme a inventé pour se répondre à lui-même”, Romain Gary (Émile Ajar), Gros-Câlin

Anuncios

2 comentarios en “MÁSTILES III: El Amor según los demás

  1. Pingback: El boomerang de la IRA | Metacoaching – José A. Peral

  2. Pingback: VINDICACIÓN DE LA TRISTEZA: preocuparse para ocuparse | Metacoaching – José A. Peral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s