Qué es el Coaching


El Coaching es el Arte de:

  • Definir aquello que realmente queremos
  • Analizar si estamos cerca o lejos de conseguirlo
  • Descubrir que nos lo está impidiendo: qué estamos haciendo que no funciona, y que estamos dejando de hacer que podría llevarnos hasta nuestro objetivo
  • Establecer un PLAN DE ACCIÓN (realista, ambicioso, congruente con nuestros valores y ecológico con el resto de ámbitos de nuestra vida) PARA CONSEGUIRLO

El Coaching es un tipo de metaprendizaje acelerado, basado en el diálogo entre Coach y Coachee y que propicia la toma de consciencia, motivación y responsabilidad del Coachee respecto a sus objetivos vitales.

El Coaching concibe el aprendizaje como la adquisición de las actitudes, conocimientos y habilidades que harán POSIBLE aquellos objetivos personales que, sin estos aprendizajes, parecían IMPOSIBLES antes del proceso de Coaching.

¿ALGUNA VEZ TE HAS ENCONTRADO EN ESTAS SITUACIONES?

Situaciones Qué es el Coaching

 

El Coaching es una disciplina de reciente implantación en Europa y, todavía más, en el Estado Español. Por su eficiencia, resultados y metodologías prácticas y directas se está convirtiendo en todo un fenómeno de moda, y como toda moda, cuanto más se habla sobre ella, con menos propiedad se hace.

Deudor de fuentes de pensamiento tan diversas como la PNL, la Terapia Breve Sistémica, el entrenamiento deportivo, la Psicología Humanista, el Existencialismo, la mayéutica socrática y el eterno devenir nietzscheano (y demasiado a menudo confundidos con terapia, auditoria, consultaría o mentoring), el Coaching es un proceso profesional en el que una de las partes (el Coach) ayuda al otro (Coachee) a conseguir sus objetivos.

 

A medio camino entre la lógica de la ciencia y la intuición del arte, el Coaching se puede definir como el arte de cubrir la distancia que separa un Estado Actual de nuestro Estado Deseado, y hacerlo de la manera más fácil, elegante y agradable posible. El objetivo de una relación de Coaching es que el Coach ayude al Coachee a que viva más satisfactoriamente su vida a partir de conseguir aquellos objetivos personales que satisfagan más profundamente sus valores más esenciales.

A partir reflexiones (de reflejo) y de preguntas (“El Coach tiene todas las preguntas; el Coachee, todas las respuestas”), el Coach ejerce de espejo donde el Coachee, progresivamente, se irá dando cuenta de cuáles son sus valores esenciales, sus creencias básicas (potenciadoras o limitantes) y sus estrategias de pensamiento y acción (eficientes o ineficientes) implementadas hasta el presente para conseguir sus objetivos (y las armonías o desarmonías entre estos valores, creencias, objetivos y conductas).

Resumiendo más allá de lo aconsejable, el Coach trabaja principalmente los siguientes aspectos del Coachee:

a) MOTIVACIÓN. Qué quiere realmente el cliente: qué es lo que lo motiva más profundamente, qué lo mueve a la acción con más determinación y entusiasmo. Cuáles son sus valores esenciales

b) CREENCIAS. Consecuencias prácticas de aquellos dogmas y presupuestos básicos desde los que la persona significa su realidad, a los demás y a él mismo. Como influyen estas creencias –positiva o negativamente- en su vida

c) OBJETIVOS. Qué metas permitirían al cliente satisfacer más profundamente sus valores esenciales

d) Desarmonías o incongruencias entre Valores, Creencias, Objetivos y Acciones. Cuáles de ellas, a modo de palos en las ruedas, le han impedido conquistar sus metas

e) PLAN DE ACCIÓN. Concepción e implementación secuenciada de aquellas estrategias, actitudes y conductas que le permitirán conseguir sus objetivos
Las metodologías empleadas por el Coach no tienen como objetivo que el Coachee haga o piense aquello que el Coach considere mejor o más razonable desde su propio punto de vista, sino que el Coachee, a la hora de tomar sus decisiones, haya reunido más cantidad de información (y mucho más pertinente) sobre si mismo, los retos que afronta y las oportunidades para abordarlos satisfactoriamente. Por todo ello, el trabajo del Coach busca desarrollar tres ámbitos básicos:

  1. CONSCIENCIA. Potencialidades ocultas al Coachee, Valores esenciales, Acciones (diferencia entre lo que hace y lo que quiere hacer); Autoconocimiento y contacto con la realidad
  2. AUTOCREENCIA. Estructura de significación del mundo utilizada por el usuario: desde donde ve el mundo, y a través de qué tipo de gafas Creencias limitantes sobre Posibilidad, Capacidad, Merecimiento de la Meta planteada
  3. RESPONSABILIDAD. Ayudar al Coachee a pasar de los paradigmas Víctima, Culpa y Problema a los de Protagonista, Responsabilidad y Solución

Los objetivos finales de todo el proceso de Coaching es el de dotar al Coachee de aquellas metahabilidades (habilidades centrales: actitud proactiva, flexibilidad frente al cambio, protagonismo esencial, técnicas eficientes de aprendizaje, etc.) que le permitirán el desarrollo más profundo y fácil de aquellas habilidades específicas –(habilidades directivas, liderazgo, oratoria, asertividad, comunicación empática, liderazgo familiar, etc.) que, a su vez, le permitirán conseguir sus objetivos.

El Coach enseña al Coachee a aprender a aprender por él mismo como:

  • Gestionar eficientemente el cambio
  • Adoptar una responsabilidad irrefutable sobre sus desafíos personales
  • Concebir sus insatisfacciones como retos motivadores y no como problemas frustrantes
  • Concebir los fracasos como aprendizajes hacia el éxito y
  • Concebir sus dificultades como fruto de sus acciones (Comportamiento) y no de su “naturaleza” (supuesta identidad esencial).

 

LA REGULACIÓN DEL SECTOR PROFESIONAL DEL COACHING

Tanto por la su novedad como por la impropiedad con la que tanta gente habla de él, una de las asignaturas pendientes del Coaching es la regulación del sector. Por ello, la International Coach Federation (única asociación reconocida internacionalmente y que ha implementado un plan de estudios reglados y unos amplios requisitos de formación i experiencia para acceder a la profesión) solo garantiza la profesionalidad de aquellos Coaches que:

a) Hayan cursado un programa formativo avalado internacionalmente (ACTP: Accredited Certified Training Program)

b) Hayan cursado un mínimo de 180 horas de formación en un programa ACTP y puedan acreditar 100 horas de experiencia (ACC, Acredited Certified Coach), 750 horas (PCC, profesional Certified Coach) o 2.500 horas (MCC, Master Certified Coach).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s